martes, 27 de abril de 2010

VIGENTE LUCHA ARMADA ,PERO NO COMO GUERRILLA

Vigente, la lucha armada, pero no como guerrilla: FARP

Aconseja el Mayor Salvador nuevas formas de trabajo político y militar o sobrevendrá el retroceso; Pobreza, marginación y represión, génesis de un brote armado, no las efemérides históricas, aclara

De ojos pequeños, tez morena, fornido, armado con una pistola, el Mayor Salvador, miembro de la dirección nacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP), advierte: “una insurrección se puede dar en México no necesariamente por la conmemoración del bicentenario de la Independencia o el centenario de la Revolución, sino por el incremento de la marginación y pobreza en México, así como la represión al pueblo y a los movimientos sociales”.

Pero, dice que ve muy complicado que “esté a la vuelta de la esquina un levantamiento nacional generalizado y permanente, aunque tampoco esa posibilidad es absoluta, recordemos que nadie en su sano juicio imaginó el movimiento popular-magisterial del 2006 en Oaxaca”.

En entrevista, ofrecida a NOTICIAS, Voz e Imagen de Oaxaca, en un bosque de esta cadena montañosa, que fue resguardada por combatientes de una comisión de seguridad, el jefe guerrillero dice que la lucha armada “tiene vigencia y sigue siendo una esperanza para el pueblo”, aunque aclara que bajo las condiciones actuales, “el esquema de lucha guerrillera, de accionar militar similar a los años 70 del siglo pasado, no tendría cabida por los cambios ocurridos en los últimos años en el país y, fundamentalmente, en el resto de Latinoamérica”.

Vestido con una casaca y pantalón verde olivo, cubierto con una gorra y paliacate del mismo color, el Mayor Salvador destaca que las organizaciones guerrilleras o revolucionarias que impulsan la lucha armada, “si quieren seguir siendo alternativa para el pueblo deben evolucionar y generar nuevas formas y mecanismos para desarrollar el trabajo político y militar porque de lo contrario, se caería en la inanición, el estancamiento o lo que es peor, el retroceso”.

No obstante, subraya que eso “no significa renunciar a los objetivos históricos de la revolución y tampoco a sus principios, pues lo que se hace necesario es readecuar la estrategia y táctica a las condiciones de esta realidad que cambia tan vertiginosamente”.

CAMINO A LAS ARMAS

Debido al descontento social en el país, principalmente por la pobreza, ¿podría ocurrir un levantamiento armado?

Claro que son posibles los levantamientos armados y pueden ser de dos tipos a nivel general: espontáneos u organizados y planeados. En lo particular, pueden ser insurrecciones locales, regionales o incluso hasta estatales. Vemos muy complicado que esté a la vuelta de la esquina un levantamiento nacional generalizado y permanente, aunque tampoco esa posibilidad es absoluta, recordemos que nadie en su sano juicio imaginó el movimiento popular-magisterial del 2006 en Oaxaca.

Sin embargo, de lo anterior cabe decir que lo más deseable son las insurrecciones o levantamientos armados planeados, dirigidos por un proyecto político o revolucionario, ya que los fenómenos de este tipo que surgen espontáneamente son muy complicados que se conduzcan por el camino de la transformación radical de la sociedad, dado que no cuentan con una dirección homogénea, capaz y previsora. Por lo general, los movimientos espontáneos son conducidos por direcciones muy heterogéneas y eso les resta efectividad y contundencia al momento de accionar política y militarmente. Un claro ejemplo fue la insurrección de la APPO y, de casos históricos, tenemos como ejemplo la Comuna de París, los alzamientos anarquistas en Alemania, previos al triunfo bolchevique en Rusia, etcétera.

Las insurrecciones locales o regionales cumplen un papel positivo porque aceleran las formas organizativas y la conciencia del pueblo; lo que con talleres, cursos y práctica cotidiana tú lo haces en años; la lucha insurreccional lo logra en días, semanas o meses. Lo que hay que tener siempre en cuenta es cuando replegarse o cuando avanzar aún más en el proceso. Eso no te lo dice nadie, te lo da la experiencia diaria en la lucha y un análisis realmente objetivo y concienzudo.

EFEMÉRIDES INSURRECCIONALES

Se ha dicho mucho que puede surgir un levantamiento armado por la conmemoración del bicentenario de la Independencia o por el centenario de la Revolución.

Puede darse dentro de ese marco, pero no necesariamente porque se conmemoren dichas fechas ya que como otras organizaciones lo han manifestado, los fenómenos sociales no se dan por cuestiones de numerología o profecías. Los fenómenos sociales y políticos son consecuencia de la lucha de clases, son manifestación de la misma. Si se da algún levantamiento local, regional o nacional será por el acelerado exacerbamiento de las condiciones objetivas y subjetivas.

Ante esto, ¿las organizaciones armadas revolucionarias están preparadas para participar en un eventual levantamiento popular?

Desde el momento que hemos optado por esta forma de lucha, estamos mínimamente preparados en caso de que surja un movimiento espontáneo. En el caso de algo organizado y preparado con antelación, pues con mayor razón sabríamos a lo que vamos, en lo que nos embarcamos. La revolución no es una fiesta y estamos plenamente conscientes de ello.

¿Qué hacen las FARP, para en caso determinado encabezar o sumarse a un levantamiento popular?

¿Para el caso de que se dé un levantamiento espontáneo? Lo que hacemos como una práctica cotidiana es seguir organizándonos, creando estructuras políticas y militares, preparándonos, tratando de generar los cuadros política y militarmente capaces de ser partícipes y, si las condiciones lo permiten, encabezar el proceso al lado de otros proyectos que estén dirigiendo dicha insurrección.

¿Lucha insurreccional o foquismo revolucionario?

Ninguna de las dos si es que nosotros tenemos la posibilidad de definirlo. Sería la lucha popular revolucionaria donde confluyan todas las formas de lucha: las acciones políticas de masas (toma de edificios, carreteras, huelgas parciales o totales), el sabotaje a la oligarquía y sus intereses, la lucha electoral y parlamentaria, las barricadas, etcétera. Todo lo que surja de la creatividad del pueblo. En síntesis, el impulso y desarrollo de todas las formas de lucha que permitan la creación del poder popular: el poder del pueblo.

LAS CLAVES

  • Ni lucha insurreccional ni foquismo revolucionario por sí mismos
  • Lucha popular revolucionaria, el camino
  • Acciones políticas de masas (toma de edificios, carreteras, huelgas parciales o totales)
  • Sabotaje a la oligarquía y sus intereses
  • Lucha electoral
  • Lucha parlamentaria
  • Barricadas
  • Impulso y desarrollo de todas las formas de lucha que permitan la creación del poder popular: el poder del pueblo.

INSURRECCIONES, SEGÚN LAS FARP

  • Movimientos espontáneos
  • Brotes organizados y planeados
  • Insurrecciones locales, regionales o incluso hasta estatales
  • Levantamientos armados planeados, dirigidos por un proyecto político o revolucionario, lo más deseable

CITAS:

“El esquema de lucha guerrillera, de accionar militar similar a los años 70 del siglo pasado, no tendría cabida por los cambios ocurridos en los últimos años en el país y, fundamentalmente, en el resto de Latinoamérica”:

“Los movimientos espontáneos son conducidos por direcciones muy heterogéneas y eso les resta efectividad y contundencia al momento de accionar política y militarmente. Un claro ejemplo fue la insurrección de la APPO…”

ver VIDEO:

por Octavio VÉLEZ ASCENCIO

Contenido relacionado:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

hola

OAXACA DE JUAREZ, MAGON Y ZAPATA ,APPO 2011, http://todoelpoderalpueblo.blogspot.com