jueves, 14 de enero de 2010

ANTE PRUEBAS FALSAS DE LA PGR DE MEXICO EN LA MUERTE DE BRAD WILL

-Pide AI a la PGR acatar amparo a appista y no apelar sin verdaderas pruebas

-Chocan las tesis estatal y federalen caso Brad Will

-Testigos de PGR nunca vieron al asesino de Will

http://1.bp.blogspot.com/_pc02Q5S9ldE/SQT8owkfh-I/AAAAAAAAARc/_DPDoedF7MQ/s400/Brad+Will.JPG

Pide AI a la PGR acatar amparo a appista y no apelar sin verdaderas pruebas

Miércoles, Enero 13, 2010


OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

Amnistía Internacional (AI) requirió al procurador general de la República, Arturo Chávez Chávez acatar el amparo otorgado por el Poder Judicial Federal (PJF) al activista de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), Juan Manuel Martínez Moreno, acusado de ser el autor material del asesinato del camarógrafo estadunidense Brad Will, y evite interponer el recurso de revisión “a menos de que se encuentren verdaderas y fundamentadas pruebas en su contra”.

En una carta, signada por Kerrie Howard, directora adjunta del Programa Regional para América, el organismo sostuvo que el amparo concedido por el Juzgado Quinto de Distrito del PJF, el 30 de diciembre del 2009, en contra del auto de formal prisión dictado por el Juzgado Tercero de lo Penal, demuestra la falta de pruebas en el proceso penal para imputar el delito a Martínez Moreno.

A pesar de esto, expuso que el activista de la APPO quedará preso durante 10 días hábiles más mientras el Ministerio Público Federal de la PGR decide interponer otro recurso de revisión.

Y subrayó que si la PGR determina interponer otro recurso de revisión sin sustentar la acusación con pruebas sólidas, alargando nuevamente la encarcelación del appista, “esto constituirá una violación a sus derechos humanos y a los estándares de un juicio justo protegidos tanto por la Constitución Mexicana como por las normas internacionales de derechos humanos”.

Ante ello, destacó que AI ve con preocupación la prolongada y continua detención de Martínez Moreno “sin evidencias ni pruebas concretas o seguras en su contra” y esto también podría “incluso llegar a interpretarse como un uso inapropiado del sistema de justicia en razón de su participación en el ámbito político, como simpatizante de la APPO”.

Además, resaltó que la prolongación innecesaria del procesamiento del appista “obstaculiza la investigación imparcial y efectiva del homicidio, la identificación de los verdaderos responsables de ese crimen y sus comparecencias ante la justicia”.



Chocan las tesis estatal y federalen caso Brad Will

Dos verdades sobre Brad Will...

Aurora Vega/Excélsior


México, enero 13/2010.- Para la Procuraduría de Oaxaca, el camarógrafo estadunidense Bradley Roland Will murió por una bala disparada con un arma calibre 9 milímetros automática. Para laPGR, el periodista de Indymedia falleció por un disparo de una pistola .38 especial.
Estas son parte de las contradicciones que aparecen en el expediente PGR/OAX/OAX/ FP/08/2006 y 11/FEADP/07, en donde se acusa a Juan Manuel Martínez Moreno de ser el asesino material.
El expediente contiene los resultados de siete peritajes realizados por la procuraduría estatal y la PGR, así como el resultado de la necropsia practicada al periodista. Sin embargo, los resultados de estos exámenes en su conjunto no permiten establecer con claridad la ubicación del asesino del informador, ya que mientras la procuraduría estatal afirma que el asesino de Brad Will se ubicó a una distancia mayor de 30 y menor de 60 centímetros, la PGR ubica al homicida a una distancia de dos metros.
El resultado del examen pericial de la dependencia federal dice “que pudo haber sido a corta distancia el disparo que recibió Bradley Roland, y que el segundo disparo pudo haberse realizado a corta distancia de entre dos metros y aproximadamente a la altura del camión de redilas y la combi blanca que se encontraban estacionados en el lugar y momento en que sucedieron los hechos”, y se agrega “por lo que se presume que los disparos fueron realizados por integrantes de la APPO, que se encontraban alrededor del periodista norteamericano Bradley Roland Will”.

En el expediente también se destacan las investigaciones que ha llevado a cabo los abogados defensores de Juan Manuel Martínez Moreno, acusado de ser el autor material del asesinato del periodista estadunidense, donde se precisa que debido a las deficiencias que existen en los peritajes realizados por ambas procuradurías, es necesaria la reposición de peritajes en balística, incluso la exhumación del cadáver para determinar el calibre exacto y establecer las causas y la mecánica de las lesiones que causaron la muerte al camarógrafo.
En el resultado de la necropsia, practicada por la Procuraduría de Justicia de Oaxaca, sólo menciona de manera vaga las lesiones que se producen con el impacto de las balas al cuerpo del periodista, sin mencionar las heridas en órganos vitales; por ello el expediente muestra una diligencia pericial en días posteriores a la necropsia realizada para ampliar algunos datos técnicos.
Existen contradicciones respecto a la ubicación del agresor del periodistay sobre el calibre del arma utilizada

Para la Procuraduría de Oaxaca, el camarógrafo estadunidense Bradley Roland Will murió por una bala disparada con un arma calibre 9 milímetros automática. Para laPGR, el periodista de Indymedia falleció por un disparo de una pistola .38 especial.
Estas son parte de las contradicciones que aparecen en el expediente PGR/OAX/OAX/ FP/08/2006 y 11/FEADP/07, en donde se acusa a Juan Manuel Martínez Moreno de ser el asesino material.
El expediente contiene los resultados de siete peritajes realizados por la procuraduría estatal y la PGR, así como el resultado de la necropsia practicada al periodista. Sin embargo, los resultados de estos exámenes en su conjunto no permiten establecer con claridad la ubicación del asesino del informador, ya que mientras la procuraduría estatal afirma que el asesino de Brad Will se ubicó a una distancia mayor de 30 y menor de 60 centímetros, la PGR ubica al homicida a una distancia de dos metros.
El resultado del examen pericial de la dependencia federal dice “que pudo haber sido a corta distancia el disparo que recibió Bradley Roland, y que el segundo disparo pudo haberse realizado a corta distancia de entre dos metros y aproximadamente a la altura del camión de redilas y la combi blanca que se encontraban estacionados en el lugar y momento en que sucedieron los hechos”, y se agrega “por lo que se presume que los disparos fueron realizados por integrantes de la APPO, que se encontraban alrededor del periodista norteamericano Bradley Roland Will”.
En el expediente también se destacan las investigaciones que ha llevado a cabo los abogados defensores de Juan Manuel Martínez Moreno, acusado de ser el autor material del asesinato del periodista estadunidense, donde se precisa que debido a las deficiencias que existen en los peritajes realizados por ambas procuradurías, es necesaria la reposición de peritajes en balística, incluso la exhumación del cadáver para determinar el calibre exacto y establecer las causas y la mecánica de las lesiones que causaron la muerte al camarógrafo.
En el resultado de la necropsia, practicada por la Procuraduría de Justicia de Oaxaca, sólo menciona de manera vaga las lesiones que se producen con el impacto de las balas al cuerpo del periodista, sin mencionar las heridas en órganos vitales; por ello el expediente muestra una diligencia pericial en días posteriores a la necropsia realizada para ampliar algunos datos técnicos.



Testigos de PGR nunca vieron al asesino de Will

Aurora Vega

Los testimonios en los que se basó la acusación en contra del presuntohomicida admiten que jamás observaron alautor del disparo

Sin haber señalamientos directos, y basada sólo en dos de 70 testimonios que no precisan ni ubican al asesino del camarógrafo estadunidense Bradley Roland Will la Procuraduría General de la República (PGR) acusó a Juan Manuel Martínez Moreno de ser el autor material del homicidio del comunicador.

El fallo de la Fiscalía Especial para Delitos Contra Periodistas, dependiente de la PGR, se basó en las declaraciones de dos personas: Alfredo Feria Pérez y Karol Iván Ilescas Reséndiz. El primero es familiar del ex presidente municipal del lugar donde ocurrieron los hechos, el pasado 27 de octubre de 2006), y el segundo se dedicada en ese tiempo a los medios de comunicación.

En el expediente 11/FEADP/07 uno de los testigos menciona: “Me han comentado por otras personas que fueron integrantes de la APPO los que le dispararon a Brad. También se dice que una persona pesada que tiene una Cherokee de color negro y una Golf de color café claro (…) es el único que tiene esos carros, que fue quien disparó en contra del gringo”.

Otro testimonio señala: “No sé la identidad de esa persona porque no la vi”. Y agrega: “(…) como ya lo dije anteriormente yo no vi cuándo le dispararon a Bradley Roland Will (...) cuando terminó su amenaza, escuché un grito que me hizo voltear hacia mi lado derecho, y vi tirado en el suelo a un hombre de playera negra con pantalón verde olivo con lentes tipo extranjero, a quien supe después que era Bradley Roland Will (…) cuando le dispararon al camarógrafo extranjero, estaban a su alrededor aproximadamente tres personas, una persona estaba cerca de él y otros dos llegaron por el lado de entre la banqueta y la combi para auxiliarlo, quien estaba cerca del extranjero vestía todo de color negro, tapado del rostro, de la nariz hacia abajo, sin recordar con qué estaba tapado”.

Las declaraciones de los testigos que se encontraban el 27 de octubre del 2006 en el enfrentamiento de Santa Lucía del Camino, rindieron ante el Ministerio Público Federal los sucesos de lucha entre un grupo de presuntos priistas contra miembros de la APPO. Sin embargo, ocho personas que realizaron algunos señalamientos directos sobre las personas que portaban armas de fuego, y que mencionan haber visto a policías del municipio de Santa Lucía del Camino disparar sus armas pasaron de declarantes a indiciados por el delito de encubrimiento, siendo Juan Manuel Martínez Moreno señalado como el único autor material el que se encuentra preso.

El acusado, de 35 años de edad, de oficio panadero, y quien se dedicara a la política en su municipio de un partido contrario al que lo gobierna, manifestó en su declaración preparatoria que en el momento en que ocurrieron los hechos, no se encontraba en el lugar, sino en su casa, ya que habita en el municipio donde ocurrió el enfrentamiento.

Los testimonios en los que se basó la acusación en contra del presuntohomicida admiten que jamás observaron alautor del disparo

Sin haber señalamientos directos, y basada sólo en dos de 70 testimonios que no precisan ni ubican al asesino del camarógrafo estadunidense Bradley Roland Will la Procuraduría General de la República (PGR) acusó a Juan Manuel Martínez Moreno de ser el autor material del homicidio del comunicador.

El fallo de la Fiscalía Especial para Delitos Contra Periodistas, dependiente de la PGR, se basó en las declaraciones de dos personas: Alfredo Feria Pérez y Karol Iván Ilescas Reséndiz. El primero es familiar del ex presidente municipal del lugar donde ocurrieron los hechos, el pasado 27 de octubre de 2006), y el segundo se dedicada en ese tiempo a los medios de comunicación.

En el expediente 11/FEADP/07 uno de los testigos menciona: “Me han comentado por otras personas que fueron integrantes de la APPO los que le dispararon a Brad. También se dice que una persona pesada que tiene una Cherokee de color negro y una Golf de color café claro (…) es el único que tiene esos carros, que fue quien disparó en contra del gringo”.

Otro testimonio señala: “No sé la identidad de esa persona porque no la vi”. Y agrega: “(…) como ya lo dije anteriormente yo no vi cuándo le dispararon a Bradley Roland Will (...) cuando terminó su amenaza, escuché un grito que me hizo voltear hacia mi lado derecho, y vi tirado en el suelo a un hombre de playera negra con pantalón verde olivo con lentes tipo extranjero, a quien supe después que era Bradley Roland Will (…) cuando le dispararon al camarógrafo extranjero, estaban a su alrededor aproximadamente tres personas, una persona estaba cerca de él y otros dos llegaron por el lado de entre la banqueta y la combi para auxiliarlo, quien estaba cerca del extranjero vestía todo de color negro, tapado del rostro, de la nariz hacia abajo, sin recordar con qué estaba tapado”.

Las declaraciones de los testigos que se encontraban el 27 de octubre del 2006 en el enfrentamiento de Santa Lucía del Camino, rindieron ante el Ministerio Público Federal los sucesos de lucha entre un grupo de presuntos priistas contra miembros de la APPO. Sin embargo, ocho personas que realizaron algunos señalamientos directos sobre las personas que portaban armas de fuego, y que mencionan haber visto a policías del municipio de Santa Lucía del Camino disparar sus armas pasaron de declarantes a indiciados por el delito de encubrimiento, siendo Juan Manuel Martínez Moreno señalado como el único autor material el que se encuentra preso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

hola

OAXACA DE JUAREZ, MAGON Y ZAPATA ,APPO 2011, http://todoelpoderalpueblo.blogspot.com